La Oración en Lenguaje Moderno

La Oración

Padre nuestro, que Estás en el cielo, nosotros reconocemos que Tú eres todo Santo, cariñoso y misericordioso, y que nosotros somos Tus hijos, y no las criaturas subordinas, pecaminosas y depravadas, que nuestros falsos maestros desean hacernos creer.

Que somos lo más grande de Tu  creación, y la más maravillosa de todas Tus  obras, y los objetos del amor de Tu gran alma y  más tierno cuidado.

Que Tu  voluntad es, que seamos uno  Contigo y participemos del gran amor que  nos has otorgado, mediante tu misericordia y  deseo que seamos , en verdad,  Tus hijos, a través del amor v y no por el sacrificio y  muerte de ninguna de Tus criaturas.

Oramos a Tí, para que abras nuestras almas al influjo de Tu amor, y que, entonces venga, Tu Espíritu Santo para traer a nuestras almas éste, Tu Amor en gran abundancia, hasta que nuestras almas sean transformadas en Tu Esencia misma; y que a nosotros venga una fe -- tal fe, que nos haga comprender que somos, en verdad, Tus hijos y uno Contigo, en   substancia misma y no sólo en imagen.

Danos  tal fe, que nos haga saber que Tú eres nuestro Padre y el otorgador de todo  don bueno y perfecto, y que sólo nosotros, mismos, podemos impedir que Tu amor nos  transforme de lo  mortal a lo inmortal.

Ayúdanos a no dejar de comprender, jamás, que Tu amor nos espera a todos y  cada uno  de nosotros, y que cuando  acudamos a Tí con fe y  sincera aspiración, Tu amor jamás nos será denegado.

Guárdanos en la sombra de Tu amor a toda hora y momento de nuestras vidas, y ayúdanos a vencer toda tentación carnal y la influencia de los poderes de los  malvados, quienes tan constantamente nos rodean, y tratan de desviar nuestros pensamientos en Ti hacia los placeres y atracciones  de este mundo.

Te damos las gracias por Tu amor, y el privilegio de recibirlo, y nosotros creemos que Tú eres nuestro Padre -- el Padre bondadoso quien nos  sonríe  en nuestras debilidades, y siempre  dispuesto a ayudar y recibirnos en Tus brazos de amor.

Oramos, así,  con toda sinceridad y anhelos  de nuestras almas, y, confiando en Tu amor, Te damos toda la gloria y honor y  amor, que nuestras almas finitas pueden dar.

     Ésta es la única oración que los hombres necesitan ofrecer al Padre.  Es la única que apela al amor del Padre, y con la respuesta, que con seguridad vendrá, también vendrán todas las bendiciones que los hombres puedan necesitar, y que el Padre considere son para el bien de Sus criaturas.

     Tengo una gran conexión contigo esta noche, y veo que el amor del Padre está con ustedes, y que sus almas ansían más.

Así pues, mis hermanos, continúen orando y teniendo fe, y al final les llegará un otorgamiento del amor, como aquél que vino a los apóstoles en Pentecostés.

No escribiré más por ahora.

    Al despedirme, les dejo mi amor y bendiciones, asegurándoles que oro al Padre por la felicidad y amor hacia ustedes.

    Buenas noches.

    Su hermano y amigo,

    JESÚS

 

 

© 2012 - 2017 Foundation Church of the New Birth - All Rights Reserved.